Al ver la prueba de embarazo positiva es inevitable que en tu mente se generen un montón de preguntas y dudas: Entre ellas… ¿Cuándo va a nacer? ¿Qué tengo que hacer? ¿Debería estar tomando vitaminas? ¿Ayer me tomé unas “copichuelas” para celebra mi cumpleaños, afecta? ¿Cuándo debería verme el ginecólogo?

control embarazo matrona ginecologo

Y para resolver todas estas dudas es importante que te pongas en contacto con un profesional de referencia y que establezcas con él o ella una relación de confianza. Puedes encontrar soporte profesional en la sanidad pública, privada o ambos. Esta es la primera reflexión que debes hacerte.

Los principales controles durante tu embarazo

1. ¿Dónde voy a controlarme el embarazo?

Es conveniente que cuando sepas que estás embarazada pidas hora de visita:

  1. Con la matrona del centro de salud más cercano. (Sistema público).
  2. Con tu ginecólogo o ginecóloga de confianza, si tienes mutua. (Sistema privado).

Si no tienes mutua no te preocupes, la matrona te programará visitas con el ginecólogo/a del sistema público, sin tener que pasar por largas listas de espera. Las embarazadas sois muy importantes y tenéis prioridad ante otras visitas ginecológicas.

control embarazo matrona ginecologo

Es importante que sepas que las visitas de la matrona y el ginecólogo son muy diferentes, se complementan entre ambos. Es bueno que mantengas contacto y relación con los dos tipos de profesionales.

¿Qué hace la matrona en la consulta?

Son muchos los comentarios y consejos que te van hacer basados en las experiencias personales por las que hayan pasado las personas cercanas a ti, la vecina, la prima o la cuñada… Lo que denominamos “la cultura popular”. Algunos de esos consejos te pueden hacer dudar mucho y pasar algún mal momento, por eso es importante que te informes y resuelvas todas tus dudas a través de los profesionales. Recuerda que en España somos muy amantes de “los realities”, de las “leyendas urbanas” y tenemos tendencia a poner flores y engrandecer, o hacer interesante lo que contamos de manera escabrosa.

La matrona te informa de todo lo que tienes que hacer, de las pruebas del primer trimestre, de las recomendaciones más importantes en temas de alimentación, viajes, vacunas… Las consultas con las matronas suelen ser cercanas y están acostumbradas a hacer mucha educación sanitaria, y a explicarte las cosas con un vocabulario entendedor.

Es importante que previamente a la visita hagas un trabajo de reflexión en tu casa y apuntes en una libreta todo aquello que dudas o que te preocupa, para preguntárselo cuando estés en la consulta. Si no llevas esta lista, es posible que intentes estar tan atenta a todo, captando toda la información, contestando todo tipo de preguntas,… que en el momento en que tu matrona te pregunte: ¿tienes alguna duda? “te quedes en blanco”. También puedes descargar la guía que he preparado para ti en recursos gratuitos. Y así ya irás un paso por delante.

Recuerda que es una visita larga donde habrá tanta información que seguramente quedes un poco mareada o “intoxicada” y abrumada por tantas cosas que te va explicar, pero debes de salir de la consulta con la sensación de que no queda nada pendiente, de que estás tranquila porqué tienes toda la información profesional que necesitas en tus manos. Pídele que te de información por escrito de esas recomendaciones. Suelen tener guías escritas para vosotras. Sígueme y suscríbete para estar bien informada, y “que NO té cuelen un gol” con información sacada fuera de contexto.

¿Qué hace el ginecólogo en la consulta?

La consulta del ginecólogo es más técnica. Ellos están formados para recoger información y datos, analizarlos, diagnosticar, clasificar si hay algún tipo de riesgo o no. Hablan con un vocabulario más técnico, y el tiempo de su consulta está más orientado a recoger ese tipo de información basándose en resultados de analíticas, haciendo ecografías, haciendo peticiones de otras pruebas que necesitan hacer durante el embarazo. Su objetivo es diferente al de las matronas, y está centrado en analizar los datos médicos.

Seguramente si pides explicaciones suelen contestar con un “todo está bien” o “es normal”, pero no tienen tiempo para traducir esa información a vocabulario entendedor. Tienen menos tiempo para darte una explicación extensa de la situación por la que estás pasando. Como todo en esta vida, también hay ginecólogos que son un amor y explican con paciencia, pero la realidad es que les programan una visita cada 7 minutos aproximadamente y en ese periodo de tiempo muchas veces quedan preguntas o dudas por resolver.

Por todo ello, es importante que establezcas contacto y relación con ambos profesionales y que lo que uno no te pueda resolver, o no te haya quedado claro, puedas resolver con el otro. Si tienes dudas cobre ¿Dónde voy a controlar el embarazo: en la sanidad pública o en la  sanidad privada? Pincha aquí para ver el artículo que tengo preparado para ti.

3. ¿Controles públicos o privados?

 

4. Tipos de controles durante el embarazo

Conclusión